Sidebar

Menú

lunes - 20 de septiembre, 2021

Weather: 7°C

PDI recuperó automóvil que fue pagado con cheques fraudulentos

Policial

Dueño del vehículo no habría podido cobrar el dinero al banco por inconformidad en las firmas de los documentos.

El pasado miércoles, la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (BRIDEC) Rancagua, recibió una denuncia en la que el dueño de un automóvil indicó haberlo publicado en redes sociales para venderlo, oportunidad en la cual fue contactado por un sujeto que manifestó su interés en comprarlo, transacción para la cual habría utilizado dos cheques que no fue posible cobrar.

De acuerdo a lo informado por la PDI, al intentar cobrar los documentos bancarios en la ciudad de Rancagua, el denunciante no pudo obtener el dinero, ya que el banco le habría manifestado una inconformidad en las firmas estampadas.

Debido a lo anterior, los detectives de la BRIDEC Rancagua realizaron diversas diligencias que permitieron establecer la existencia de un modus operandi, cuya finalidad era estafar al dueño original del automóvil, para posteriormente ponerlo a la venta otra ciudad.

Según lo informado por la policía civil, habrían detectado que el vehículo había sido publicado nuevamente a la venta en redes sociales y, mediante el análisis de las fotografías asociadas a la publicación, junto al cruce de información contenida en fuentes consulta pertenecientes a la PDI, lograron determinar el lugar exacto donde fueron tomados aquellos registros fotográficos.

Con los datos obtenidos, el personal de la BRIDEC Rancagua se trasladó hasta la ciudad de Concepción, pudiendo ubicar el automóvil en el mismo lugar donde habían sido tomadas las fotografías, oportunidad en la constataron que mantenía las llaves en su interior y que el motor estaba encendido. 

Conforme a lo indicado por la PDI, el imputado habría advertido la presencia del personal policial y habría abandonado el vehículo antes que la policía llegara hasta el lugar. Sin embargo, los detectives actualmente se encuentran trabajando para dar con su paradero.

En lo que respecta al automóvil, avaluado en más de 15 millones, fue devuelto a su dueño original, en dependencias de la PDI de Rancagua.